El Salón del Autor 360º, un recorrido por la industria literaria

El Salón del Autor 360º, un recorrido por la industria literaria

La mañana del sábado pasado amaneció de nuevo fría y con un viento fortísimo, de esos que “levantan muertos y mata vivos”  de tan intensos que son.

El tiempo en la calle no era el ideal y menos en sábado, pero eso no importó a quienes con gusto nos encaminamos al recinto, dispuestos a vivir un encuentro literario con la participación de escritores y ponentes, que exitosamente cumplieron las expectativas del público asistente, que se llevó lecciones aprendidas en cuanto al proceso que implica planear, publicar y distribuir un libro.

Las puertas del sitio se abrieron para acoger, por segunda ocasión, al “Salón del Autor 360º”, ante la sorpresa de muchos que no vivimos la primera edición celebrada en este lugar y que nos asombró descubrir que en un espacio lleno de mesas de juegos, pantallas, mobiliario moderno, pisos alfombrados, barras de bebidas, restaurante, maquinitas, camareros, personal de seguridad y, sobre todo “croupiers”, se podían dar lecciones de literatura con escritores y ponentes expertos, pero sobre todo se hablaría más de la industria literaria.

¿Pero quién dijo que un casino no está abierto a la cultura? Nadie lo dijo, pero tampoco nadie lo demostró antes, hasta que los organizadores del “Salón de Autores 360º” se lanzaron a hace un año y les salió tan bien, que las puertas del sitio se abrieron de nuevo para una segunda edición, que dejó muy buen sabor de boca entre los lectores y escritores que acudieron.

EL ESCRITOR Y LAS REDES SOCIALES

El programa fue muy variado: mesas redondas, charlas, talleres, concursos en directo, venta y firma de libros. El público, subiendo y bajando por los ascensores o escaleras, caminando a prisa para llegar a los salones del sótano o de la primera planta, a fin de alcanzar la siguiente conferencia, fuera de un escritor, librero, agente literario, corrector o editor. Había que estar ahí.

Sergio del Molino

Las palabras inaugurales estuvieron a cargo de un funcionario del Ayuntamiento que cumplió con su discurso, pero los primeros aplausos se los llevó Sergio del Molino, escritor y periodista, que con una gran habilidad para expresarse, reflexionar y hasta formular frases, se los echó al bolsillo, amen de que como columnista del El País, tiene muchos lectores.

Con su charla “El escritor y las redes sociales”, compartió su experiencia como autor en la gestión de sus propias redes sociales (Facebok y Twitter), las cuales, así como le han dado satisfacciones, también le han dado problemas, sobre todo Twitter, donde se percibe más agresividad en algunos usuarios.

Y si hace tiempo no se sentía atraído por  las redes sociales, un día se dio cuenta que estas eran parte de su trabajo, pues aunque se preguntara “¿para qué diablos quiere meterse un escritor en las redes sociales?”, reconoció que en la actualidad a los escritores no les basta con sólo escribir excelentes libros, tienen que hacer grandes esfuerzos para ir más allá de su quehacer literario, como difundir su obra. Por eso es importante conectar y entablar diálogo y debate con sus seguidores y lectores.

La lección de Sergio fue clara: las redes sociales ayudan también a los escritores a estar ahí con el público, pero haciendo bueno uso de ellas.

LAS REGLAS PARA ESCRIBIR BIEN

Ángeles PavíaA partir de esta charla, la mañana empezó a ser intensa. O entrábamos a una o a otra conferencia. Nos inclinamos por el “Taller: pautas de corrección” que impartió Ángeles Pavía, de la empresa Teloeditamos, que brinda servicios editoriales y que llenó inmediatamente el salón destinado. La lección de ella fue clara y firme: “hay que conocer bien las reglas antes de empezar a escribir”.

¡Cuántas lecciones se tienen que aprender antes de empezar a escribir un libro!  No basta con plasmar palabras si estas no tienen coherencia, estilo, trama, documentación, ritmo, revisión de contenidos y revisión profesional, entre otros aspectos.

En resumen. Ángeles afirmó tajante “hay que leer mucho, sobre todo escritores clásicos del Siglo XIX, del Siglo de Oro; imprescindibles, porque dan riqueza gramatical y estilística”. ¡Incluso poesía del Siglo de Oro, que da vocabulario y musicalidad de las frases!

NOVELA CONTEMPORÁNEA

Miguel Sanfeliu, Alberto Torres, Rosario Raro y Eva Monzón. Luego vino una mesa redonda con los escritores Eva Monzón, Rosario Raro y Alberto Torres-Blandina. El tema: Novela Contemporánea. La pregunta la lanzó el moderador: ¿A los jóvenes les interesa la novela? Cada uno daba respuestas según sus reflexiones (o sus experiencias).

Para Alberto “las películas o series están acabando con la literatura, porque le ponen música, ambiente…”. Aun así los escritores tienen que reinventarse como novelistas. Eva consideró que detrás de una buena serie hay una buena literatura, pero al final los tres escritores coincidieron en que si en la actualidad la juventud no lee novela u otro género, es porque “hay una sobrecarga de libros (¡todo mundo escribe!). Entonces ¿quién lee a los escritores?

EL PAPEL DEL AGENTE LITERARIO

En esto coincidió Piluca Vega, agente literario, quien junto con su colega Susana Alfonso, afirmó en la mesa redonda que participó, que “todo mundo escribe, pero no hay quien lea. “Seremos autolectores”, ironizó.

Marta Querol, Piluca Vega y Susana Alfonso.Para Susana el problema de que los jóvenes no lean, radica en la educación. Si no se fomenta la lectura en las escuelas, no va a haber lectores en el futuro, y si a esto se agrega la dependencia que tienen de los dispositivos móviles que, al igual que muchas personas mayores, pasan demasiado tiempo navegando, consumiendo lo que les llega a través de las rede sociales, el problema irá a peor.

Tajante afirmó que se está vendiendo basura, al referirse a ese boom de libros que están publicando jóvenes que son famosos en alguna red social, y que de pronto incursionan en el sector editorial publicando algún libro, cuyo contenido y calidad dejan mucho qué desear.

Ambas consideraron que el papel del editor ha cambiado en la industria literaria. Años atrás un editor se implicaba más en el trabajo de un autor, lo orientaba, lo ayudaba y lo promovía hasta conseguirle una buena editorial, pero hoy va primero la ambición comercial. Se está editando mucho libro y muy mal, incluso no se hacen buenas revisiones de los textos.

“Ha cambiado la perspectiva del editor”, afirmó Susana. “Hoy no importa la calidad ni el autor, sólo el comercio, el ganar dinero”.

Cada una, como agente literario, dejó conocer su estilo y forma de trabajar y mientras una, Piluca, reconocía que cuando alguna persona le ha escrito un correo electrónico, enviándole un manuscrito y solicitando sus servicios como agente literario, muchas veces no le ha dado continuidad a la solicitud, la mala redacción y ortografía con que se ha redactado ese primero contacto a través de un simple correo.

Para ella, las primeras cinco páginas de un manuscrito son fundamentales, si la historia tiene muchas deficiencias en su contenido y no la atrapa, no concluye la lectura, lo que determina que el autor no es candidato a promoverlo.

En cambio Susana aclaró que su estilo de trabajar es otro: ella sí lee todo lo que le envían, pero cobra por hacerlo. ¿Por qué? ¡Porque el tiempo de lectura también vale!

ENSAYO

En el transcurso de la tarde, en que la vida del casino empezaba a ser más movida, con clientes participando en las mesas de juego, o viendo en las pantallas el juego Barcelona –Valencia, el encuentro literario seguía su cauce.

Isabel Barceló, Antonio Penadés, Sergio del Molino y Alejandro Lillo.Se organizaron otras mesas redondas en las que se habló de prosa poética, fiscalidad del autor, distribución del libro y de la escritura del ensayo, ésta última con la presencia de nuevo de Sergio del Molino, Premio Espasa de Ensayo en 2018, quien estuvo acompañado por los escritores Antonio Penadés y Alejandro Lillo, los tres de experimentada trayectoria editorial, que expusieron sus propias percepciones sobre lo qué es el ensayo y lo qué debe contener.

Más tarde, Vicente Marco, autor de varios libros y ganador de una buena cantidad de premios, tuvo una participación muy activa con el “Taller de Escritura: un método para crear”.

De forma dinámica y amena, Vicente habló a los asistentes del proceso creativo que se vive en la realización de una obra, el cual dividió en racional o impulsivo.

A partir de esta perspectiva, el escritor fue dando al público -entre los cuales había muchos escritores noveles- conceptos y consejos como la importancia de tener disciplina al momento de escribir, revisar bien el texto, cuidar el estilo, el ritmo, los personajes y la gramática, entre otros aspectos.

CRECIMIENTO PERSONAL

Mesa redonda sobre escritura para el crecimiento personalEl primer día del encuentro literario no pudo haber tenido mejor cierre con la presencia de Javier Iriondo, quien junto con los periodistas Arnau Benlloch y Patricia Berzosa, participó en la mesa redonda titulada “Escritura para el crecimiento personal”.

Javier, al igual que sus compañeros, compartió su experiencia sobre cómo escribió su primera novela “Donde tus sueños te lleven”, por casualidad y necesidad y contó la anécdota de cómo el conductor Pablo Motos contribuyó en este libro.

Escribir sobre crecimiento personal es, de alguna manera, conectar con la experiencia personal de vida, para dejar fluir lo que se quiere transmitir, pero también lo que se quiere aportar al lector.

Tiempo faltó para escuchar más a un Javier Iriondo tan intenso y tan dueño de sus experiencias de vida, que no dudó en compartirlas rápidamente, una vez más, ante el público que tenía de frente. Ciertamente él pudo haber tenido su propia conferencia, pero se trataba de una mesa redonda en la había que brindar consejos sobre cómo desarrollar una escritura para el crecimiento personal.

El primer día de esta jornada literaria fue intenso, constructivo y didáctico. Todos aprendimos más sobre el sector editorial. Los ponentes fueron escritores de gran nivel que compartieron mucho. El mensaje general fue concreto: hay que seguir fomentando la lectura y hay que planear bien lo que se quiere escribir.

El segundo día el encuentro ofreció más actividades y presentaciones, como la del premiado Santiago Posteguillo, Premio Planeta 2018, quien tuvo a su cargo la clausura con una charla y una firma de libros, ¡y que no pudimos presenciar!

El “Salón del Autor 360º” es una gran iniciativa literaria que organizan Librería PinazoLibrería y Escuela de Escritura Biblio CaféEditorial Sargantana (entidades fundadoras de la Asociación Cultural Fomento del Libro), que permiten conocer más la actualidad de la industria literaria. Los responsables y organizadores principales de esta iniciativa son Eva Aguilar, Helios Muñoz y José Luis Rodríguez-Núñez.

1 comentario en “El Salón del Autor 360º, un recorrido por la industria literaria”

  1. Exito total en todas las actividades. Nos quedamos con ganas de profundizar en los distintos temas pero el tiempo apremiaba y no pudo ser. Guardo un excelente recuerdo lo que me anima a seguir escribiendo. Gracias a todo el equipo y en especial a Paz Navarro García, Quique Olmos, Maria Vicente Porcar, Eva Monzón…

Deja un comentario