Responsabilidad social, nuevas tecnologías y niños

Responsabilidad social, nuevas tecnologías y niños

Soy periodista y madre de dos hijas, una de 9 y otra de 19 años. Me gusta mucho el conocimiento y uso de las redes sociales, aprender sobre ellas, aplicarlas (bien) en mi vida personal y profesional e ir descubriendo los cambios que continuamente hacen en ellas, pero aún así me preocupa la falta de responsabilidad social que las actuales generaciones hacen de estas nuevas tecnologías de comunicación.

Me agrada saber que hay tanta información al respecto de dónde aprender, pero me preocupa que la mayor parte de los contenidos que se generan sobre éstas siempre van enfocadas a usuarios básicos, expertos o padres de familia y, como madre, me preocupa también la incursión de mis hijas en las redes sociales, porque considero que quienes las usamos, generamos poco material dirigido concretamente a ese público infantil y adolescente que, muchas veces –si no es que la mayoría- hacen de estas un uso equivocado y hasta con serias consecuencias.

“Los padres tenemos una gran responsabilidad en educar a nuestros hijos
en el buen uso de las redes sociales”.

Creo que la voracidad con la que las redes sociales dominan cada vez más mercados, instituciones educativas, entidades sociales, gubernamentales, empresas y la vida personal de millones de ciudadanos en el mundo, ha pasado por alto a ese público o generación que llamamos “digital” y que ha ido creciendo con la llegada de las nuevas tecnologías, olvidándose de darle formación desde sus primeros años de vida, de lo qué son las redes sociales, su uso congruente, pero sobre todo su aplicación responsable cuando empiecen a usarlas.

No tenemos que hablarles a esas nuevas generaciones digitales con términos muy técnicos o sofisticados, porque probablemente no lo entenderían, pero sí con un lenguaje sencillo, directo y acorde a su edad, para hacerles ver el cuidado, respeto y responsabilidad que implica incursionar en ellas.

Entre la imagen y la responsabilidad social

Vivimos en un mundo digital en el que, a muy temprana edad, a los niños ya se les regala toda una gama de dispositivos, como si de juguetes se tratara y en el que la imagen cobra un peso muy relevante, pues hoy parece que hablamos más con imágenes que con palabras y estoy segura que con una herramienta como ésta, mucho se podría hacer con esas nuevas generaciones para enseñarles los pros y contras de su uso.

Me inclino por manifestar que así como en la actualidad el término de responsabilidad social se aplica mucho en empresas e instituciones, también los ciudadanos comunes y corrientes debemos ser más responsables con estas nuevas tecnologías y, en la medida de nuestras posibilidades y conocimientos, sentarnos frente al ordenador con niños y adolescentes y hablarles de este mundo nuevo, que sabrán manejar digitalmente, porque son muy habilidosos, pero que desconocen mucho en esencia y consecuencia de un mal uso. Y esta es labor de nosotros los padres, no de los centros educativos.

Aquellas personas que tienen a su cargo el estudio de los beneficios y perjuicios de las redes sociales, también pudieran desarrollar más material gráfico dirigido especialmente a esos niños y adolescentes, cuyos padres responsablemente debemos mostrárselos, pues nosotros para empezar, tenemos una gran labor social en educar a nuestros hijos en este nuevo mundo digital. ¡Actuemos ya!

1 comentario en “Responsabilidad social, nuevas tecnologías y niños”

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.